Diabetes tipo 2 – ¿Qué hacer para tratar heridas menores en diabéticos?

Las heridheridas diabeticosas son un asunto muy serio para cualquier persona, pero más aún para las personas con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2. El riesgo de infección es un asunto mucho más grave para los diabéticos debido a su menor capacidad para combatir las infecciones. Es por eso que saber cómo cuidar adecuadamente de las heridas es realmente importante.

La piel de las personas con diabetes es más delicada, por eso en cualquier momento puede sufrir una ruptura, esto es una invitación a la infección para establecerse en la herida. Una vez que la infección se apodera, esta puede expandirse rápidamente y derivar en una situación muy peligrosa. Hay diabéticos han perdido el pie, la pierna e incluso su vida como resultado de una infección fuera de control. A continuación encontrará 5 puntos sobre lo que se debe y no se debe hacer al momento de
curar heridas en diabéticos.

  1. Una vez que una cortadura, una raspadura o una ampolla abierta se nota, se requiere de atención inmediata. Esto implica la limpieza a fondo de la zona con un jabón hidratante suave y agua. Tenga cuidado de no frotar la zona ya que esto podría causar más daños en el sitio.
  2. Lo siguiente, es aplicar un ungüento antibacteriano para disminuir la posibilidad de que la infección se establezca. Estos tipos de ungüentos sirven para varios objetivos fundamentales:
    • primero, combaten la infección.
    • segundo, disminuyen la cantidad de daño que puede resultar.
    • tercero, ayudan a mantener la humedad en la zona.
    • El área entonces se debe cubrir con una gasa; cintas muy adhesivas y las almohadillas o compresas pueden causar más daño a su piel.
  3. Mantener la humedad adecuada ayuda a reducir la acumulación de temperatura lo cual permite que la herida sane más rápido y más fácil. El área alrededor de la herida es lo que debe permanecer seca …
    • Las quemaduras son un buen ejemplo de esto. En el pasado, un remedio común para las quemaduras era aplicar mantequilla en la misma. Esto no es recomendable debido a que la mantequilla podría contener bacterias, que favorecen la infección. La mantequilla también retiene el calor y puede causar daños al tejido. Las quemaduras no deben ser dejadas al descubierto tampoco. Tienen que ser tratadas de la misma forma que las heridas abiertas.
  4. Un error común con el tratamiento de heridas es querer hacer que el aire llegue a ella, o permitir que el área pueda «respirar». Esto no es recomendable, ya que es una invitación a la infección para entrar. La exposición de la herida a las partículas suspendidas en el aire y la suciedad va a hacer lo contrario de lo que necesita. En su lugar, asegúrese de cubrir la zona con una gasa o una venda del tamaño adecuado.
  5. Otro concepto erróneo es aplicar agua, alcohol o yodo para la zona. Estos no son recomendables debido a un punto muy importante: no sólo matan las células malas, sino que matan las células sanas también. La única excepción a esta regla es utilizar solución salina normal.

Por supuesto, la mejor defensa en contra de las heridas que se infectan es mantener niveles saludables de azúcar en la sangre. Esto no sólo ayuda a prevenir las infecciones, sino que también ayuda al cuerpo a combatir su gravedad, incluso si se producen.

La diabetes tipo 2 ya no es una condición con la que usted deba vivir. Esta tiene porque empeorar lenta e inevitablemente. Ahora es el momento de tomar el control de la enfermedad … y recuperar su vida y su salud.

Me alegra informarle que existe un tratamiento eficaz para revertir la diabetes tipo 1 y 2. Este es actualmente el tratamiento que mayores resultados a reportado. Muchas personas ya no tienen que vivir más con diabetes y se han curado gracias a este maravilloso tratamiento producto de la investigación meticulosa por muchos años. Usted también puede librarse de esta enfermedad y disfrutar de una vida sana y sin complicaciones haciendo CLICK AQUÍ.

Los comentarios están cerrados.